Si le gusta el cine mudo, no deje de ir a Los Angeles

MÁS DESTACADO EN ENTRETENIMIENTO

LOS ANGELES (AP) — Desde alrededor de 1910 hasta finales de los años 20, la industria del cine mudo dominó Los Angeles. Las películas se filmaban en todas partes, desde Hollywood hasta el centro de la ciudad y lo que era entonces un valle prácticamente yermo, al otro lado de Hollywood Hills. Sin permisos, gremios ni preocupaciones sobre sonido, los cineastas simplemente agarraban una cámara y filmaban en el momento, transformando varias localidades de Los Angeles en cualquier lugar que indicase el guión.

Hollywood era realmente el lejano oeste, infinitamente más accesible que ahora.

"El Artista", que ganó el Globo de Oro a la mejor película y fue nominada al Oscar regresando al olvidado arte de narrar una historia sin palabras, en blanco y negro, ha renovado el interés en ese género de antaño. Muchas de las localidades en las que se filmaron exteriores en el era muda aún existen y uno puede descubrirlas ocultas por la ciudad.

"El sur de California estaba perfectamente ubicado" como trasfondo para todo tipo de películas, dijo el historiador John Bengtson, autor de varios libros sobre el cine mudo.

"Había una amplia diversidad de características geológicas, la playa, desierto", dijo Bengston. "Había terrenos escarpados para las cintas del Oeste. Había montañas. Había lagos. El centro de Los Angeles era una ciudad en auge, así que uno tenía también el paisaje urbano. Era ideal".

Bengtson comenzó hace 15 años a investigar localidades de escenas del cine mudo a partir de películas de Buster Keaton, Charlie Chaplin y Harold Lloyd. Desde entonces ha identificado decenas de localidades y ha dirigido varios recorridos por ellas.

Una famosa imagen de esa era que perdura muestra a Lloyd trepando torpemente la fachada de un edificio en el centro de Los Angeles para escaparse de un policía en la comedia romántica de 1923 "Safety Last!", luciendo su característico sombrero de paja y sus anteojos. Lloyd se aferra precariamente de las manecilla del reloj del edificio mientras abajo ruge el tráfico. La larga, tensa escena, ha sido parodiada y citada en numerosas películas, desde "Back to the Future" hasta una de las nominadas al Oscar este año, "Hugo", de Martin Scorsese.

Y el alto edificio en el centro de Los Angeles en el que Lloyd filmó esa escena sigue en pie, en el 908 S. Broadway. El reloj, construido especialmente para la película, no está.

Una fachada fue construida encima del techo del 908, junto con una torre de cámara, para filmar la escena, creando con ello la ilusión de altura. Hay un palpable sentido de ansiedad el ver la película, con Lloyd evadiendo perros y pedazos de madera que caen de las ventanas mientras trepa. Lloyd filmó muchas películas en el centro angelino, dijo Bengtson.

Keaton, con su rostro melancólico, ojos tristes, pelo negro y gesto inexpresivo, es más conocido por cintas mudas de los años 20, como "Steamboat Bill Jr." y "The General", que transcurría en la Guerra de Secesión. Keaton filmó numerosas comedias en Hollywood, en el centro de Los Angeles, al oeste y en las zonas de playa en Venice y Santa Monica.

En su corto de 1921 "Hard Luck", un Keaton arruinado y deprimido se enreda en todo tipo de chanchullos, incluyendo ser perseguido por un oso, y trata infructuosamente de ahorcarse. En un momento dado, eludiendo a la policía, posa como una estatua junto a una imponente estatua del general Harrison Gray Otis, dueño y editor del diario Los Angeles Times, en MacArthur Park, 2230 W. Sixth St., al oeste del centro.

La estatua aún está ahí, apuntando en dirección a la vieja casa de Otis. En aquella época no había mucho arte público en Los Angeles, dice Bengtson, así que Keaton usó imaginativamente la estatua como trasfondo. La comedia física era impecable en el cine mudo.

El actor, guionista y director Chaplin, célebre en el personaje del vagabundo de buen corazón en muchas de sus películas mudas, filmó por todo Los Angeles antes de establecerse en su Charlie Chaplin Studios, 1416 N. Avenida La Brea, en el corazón de Hollywood. La estructura es ahora el Jim Henson Company Lot, con una estatua de la Rana René vestida como Chaplin sobre la entrada principal.

El estudio de Chaplin fue inaugurado en 1918 y la mayoría de sus películas más conocidas fueron filmadas allí, incluyendo "El Chico", de 1921, y "La quimera del oro", en 1925.

Varios exteriores para "El Chico" fueron rodados en el atestado mercado mexicano de Olvera Street, en el centro de Los Angeles, años antes de que el lugar se convirtiese en una atracción turística.

La combinación de emociones, ambiente, celebridad y acceso público en Los Angeles dieron fuerza a los filmes mudos antes de que el sonido añadiese niveles de complicación, técnica y profesional, para actores y cineastas. Las películas mudas tenían un atractivo universal, aunque eran filmadas en los confines de Hollywood.

"Como uno no escuchaba a las estrellas hablar, sus rostros, la pantomima, eran importantes. Había en ello un aire romántico. Uno se imaginaba cómo hablaban el galán o la heroína", dijo Haberkamp. "A veces, en lo que se refiere al diálogo, cuando menos, mejor. Yo pienso que la gente que disfruta el cine mudo realmente aprecia el lenguaje corporal y otras cosas que son comunicadas. Hay un entendimiento humano más profundo".

Cargando...