Rezar ayuda a calmar el enojo, afirma una investigación científica

Más destacado

( www.neomundo.com.ar ) Diluir el enojo no es una tarea fácil pero conectarse con la religión parece ayudar a lograrlo. Rezar una simple plegaria colabora a que muchos individuos dejen de sentir ira y sean menos agresivos cuando alguien los provoca. Son estas sendas e interesantes conclusiones de una nueva investigación.

“Las personas frecuentemente recurren a la oración cuando tienen emociones negativas. Encontramos que las plegarias realmente ayudan a que las personas lidien con el enojo, probablemente al ayudarlos a modificar su percepción de los eventos que los enfurecieron y ayudándolos a que se lo tomen de una manera menos personal”, dijo Brad Bushman, de la Universidad Estatal de Ohio (Estados Unidos).

ORACIÓN POR LA CALMA

Para llegar a dichas conclusiones, los autores realizaron una serie de experimentos. En el primero trabajaron con 57 estudiantes universitarios. Al comenzar midieron el nivel de ira, fatiga, depresión, vigor o tensión que sentían, y luego les pidieron que escribieran un ensayo sobre un evento que los había enfurecido. Los autores les dieron, a continuación, una supuesta evaluación de su trabajo pero en realidad era una crítica muy negativa de lo que habían hecho.

Con esa bronca encima, Bushman les leyó una nota sobre una joven que había sido diagnosticada con cáncer. A algunos les pidió que rezaran por ella y a otros que pensaran en ella. Finalmente, al medir nuevamente su nivel de ira, el especialista notó que todos estaban más enojados que al principio pero los voluntarios que habían rezado lograron mantener mejor la calma.

El segundo experimento fue similar excepto que un grupo de jóvenes fue inducido a sentir ira y el otro a tener emociones neutrales. A continuación, los autores les pidieron que hicieran una tarea en competencia con la persona que supuestamente había evaluado sus ensayos, de manera que si ganaban podían aturdir al contrincante con un megáfono. Los voluntarios que sentían ira previa actuaron con mayor violencia, excepto si habían rezado antes de tomar la decisión de agredir al otro o no.

Bushman dijo que este efecto tranquilizador de la oración se debe a que logra que las personas cambien su forma de pensar sobre la situación negativa. El especialista subrayó que este resultado se logró independientemente de la religión y del nivel de compromiso con una iglesia.

“Rezar realmente puede ser una forma efectiva de calmar la ira y la agresión. Cuando una persona enfrenta su propia furia, podría considerar el viejo método de rezar por el enemigo. Esto quizás no beneficie al enemigo pero si lo ayude a él a lidiar con las emociones negativas”, concluyó. Más información sobre ciencia y salud en visitando el sitio www.neomundo.com.ar

Cargando...