Republicanos buscan impulsar ley sobre transporte y energía

WASHINGTON (AP) — Golpeados por la disputa en torno al impuesto sobre nóminas, los republicanos del Congreso desean impulsar una legislación que, dicen, crearía empleos al promover el transporte y los proyectos de energía, haría recortes fiscales a las empresas y ayudaría a las compañías a reunir capital.

Los demócratas esperan aprovechar el impulso que dicen ganaron a partir de la disputa sobre el impuesto sobre nóminas al obligar a los republicanos a votar repetidas veces en este año electoral sobre programas de empleos financiados con aumentos fiscales a los ricos.

Las estrategias legislativas de los partidos dejan entrever las conclusiones políticas que cada uno obtuvo de la disputa por las nóminas.

Esa lucha concluyó finalmente el viernes cuando el Congreso utilizó votaciones bipartidistas para enviarle al presidente Barack Obama un paquete de 143.000 millones de dólares en el que extendía el recorte fiscal de dos puntos porcentuales a las nóminas, con lo que conservó las prestaciones adicionales a los que llevan mucho tiempo desempleados y evitó recortes a los reembolsos que el programa gubernamental Medicare hace a los médicos.

Hasta que retiraron abruptamente su exigencia de que el recorte al impuesto sobre nóminas sea financiado con recortes al gasto gubernamental, los republicanos habían permitido que los demócratas los mostraran como opuestos a un recorte fiscal a la clase media dirigido a 160 millones de trabajadores.

Esa era una posición vulnerable sólo unos meses antes de las elecciones presidenciales y de congresistas, así que el Partido Republicano intenta redirigir la atención de los electores a lo que dice son los esfuerzos fallidos de Obama para reanimar completamente la economía.

"Necesitamos cambiar de dirección y centrarnos en políticas económicas partidarias del crecimiento que ayuden a las pequeñas empresas a crear empleos", dijo el viernes el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, después que la cámara baja aprobó la medida del impuesto sobre nóminas.

Con el empleo como su tema fundamental, los republicanos de la Cámara de Representantes desean impulsar su proyecto de ley de transportación, por 260.000 millones de dólares a lo largo de cuatro años y medio, para que la cámara lo apruebe en algún momento después del receso del Congreso la semana próxima. Está acompañado por una legislación que amplía la perforación en busca de petróleo y gas frente a las costas del país.

Pero esas medidas están en problemas, y la legislación de perforación no tiene posibilidades de ser aprobada en el Senado, controlado por los demócratas, ni de que Obama la firme.

Pero a los republicanos les agrada la forma en que les permitirá comparar las "políticas antienergéticas de Obama con las políticas partidarias de la energía y pro estadounidenses de los republicanos", según el representante Doc Hastings, miembro de ese partido y presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes.

Cargando...