Renuncia de primer ministro haitiano amenaza reconstrucción

PUERTO PRINCIPE (AP) — El primer ministro haitiano Garry Conille renunció súbitamente el viernes después de menos de cinco meses en funciones, lo que representa un revés político para el presidente Michel Martelly.

Los apuros de Martelly para cubrir los puestos de más alto rango en el gobierno han dificultado la reconstrucción del país tras un devastador terremoto y otros esfuerzos de desarrollo.

El gobierno anunció la renuncia de Conille en un breve comunicado y dijo que Martelly se dirigiría a la nación en un discurso televisado más tarde. El presidente no anunció de inmediato sus propuestas para reemplazar el principal cargo administrativo de su gobierno.

"Me siento obligado a presentar a usted mi renuncia al cargo de primer ministro del Gobierno de la República de Haití", escribió Conille en una carta dirigida al mandatario. "Le ruego acepte, señor presidente de la República, la convicción de mis sentimientos patrióticos".

Conille no ha dicho por qué renunció, pero su decisión se produjo después de semanas de rumores sobre choques entre él y otros funcionarios en la administración y en el Parlamento. La dimisión plantea un nuevo desafío para un gobierno que lucha para reconstruir el país tras el devastador terremoto de enero de 2010 al tiempo que enfrenta la pobreza y la inestabilidad que ya de por sí precedían a la catástrofe.

"Claramente, se trata de otra crisis, otra herida autoinfligida que daña la capacidad del gobierno haitiano para superar los enormes desafíos", dijo Mark Schneider, vicepresidente y experto en Haití del centro de investigación sin fines de lucro International Crisis Group, en Washington.

El presidente del Senado Simón Dieuseul Desras advirtió que la pérdida del primer ministro podría crear un vacío político.

"Esto no es lo que la población estaba esperando, que el Parlamento y la oficina del presidente estén en conflicto", dijo Desras a The Associated Press en el Parlamento. "Hoy es una pérdida de tiempo. Tenemos que empezar todo de nuevo y no sabemos cuánto tiempo se tardará en tener otro primer ministro".

Al menos dos candidatos se consideraban como posibles reemplazos, el ministro de Relaciones Exteriores Laurent Lamothe y Milfort Ann-Valerie, la jefa interina de la ahora extinta Comisión Interina para la Recuperación de Haití, de acuerdo con un funcionario gubernamental que habló bajo condición de anonimato debido a que no estaba autorizado a divulgar la información.

Conille, un médico que anteriormente fungió como asesor del ex presidente estadounidense Bill Clinton en el papel de éste como enviado de las Naciones Unidas para Haití, disfrutaba de apoyo entre los funcionarios y organizaciones no gubernamentales del extranjero. Pero Haití experimenta una profunda división política y el ahora ex primer ministro ha sido criticado ocasionalmente en la legislatura controlada por la oposición.

Conille fue ratificado por el Parlamento en octubre después que los dos candidatos elegidos anteriormente por Martelly no lograron el apoyo de los legisladores.

La demora en designar a alguien para ocuparse de los asuntos del gobierno demoró la designación de funcionarios de menor rango y obligó a postergar los esfuerzos por reconstruir la capital y suburbios desgarrados por el terremoto de enero del 2010.

La renuncia pudo haberse debido en parte a una disputa entre funcionarios del gobierno acerca de si alguno de ellos tenía doble nacionalidad, que la Constitución nacional prohíbe para altos funcionarios. Muchos funcionarios en Haití y otros puntos del Caribe pasan mucho tiempo en el exterior.

Conille dijo a la AP la semana pasada que él y Martelly mantenían relaciones amistosas pese a versiones en contrario.

"Tengo una buena relación de trabajo con el presidente", aseguró. "Haití es un país donde arrecian los rumores. Creo que tenemos una relación muy franca y honesta en la que discutimos los temas".

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK