La presidenta de Global Alliance dice que, para las empresas, "no hacer daño ya no es suficiente"

I Congreso Europeo de Dircom

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

La presidenta electa de Global Alliance --organización mundial que agrupa a asociaciones de relaciones públicas de más de 60 países--, Anne Gregory, ha pedido incluir la responsabilidad social corporativa (RSC) "en el ADN de las empresas para poder avanzar" en la materia porque, a su juicio, para las empresas, "no hacer daño ya no es suficiente".

En el marco de la primera jornada del I Congreso Europeo organizado por Dircom en Madrid entre este jueves y viernes, Gregory ha señalado que la RSC "ha crecido mucho en los últimos años" pero ha hecho un llamamiento "para enfrentarse a ciertos temas y poder avanzar" en la materia.

En este sentido, ha indicado que para las empresas "no hacer daño ya no es suficiente" por lo que ha insistido en la necesidad de "incluir la responsabilidad social en el ADN de las compañías" para que sea "un componente clave de la organización, con valores compartidos", y no "un compartimento estanco".

Según Gregory, actualmente se vive "un difícil momento" que, en su opinión, "está poniendo a prueba la responsabilidad social de las empresas" y ha destacado el papel de la reputación que supone "un activo, no un coste".

La jornada también ha contado con la presencia del director de Reputation Institute, Fernando Prado, que ha establecido una serie de conexiones entre la responsabilidad social y la reputación y ha insistido en que "compensa" comunicar los resultados derivados de prácticas de responsabilidad social, teniendo en cuenta aspectos como "la veracidad, la proporcionalidad y la transparencia".

BARRERA: "IR MÁS ALLÁ"

Por otro lado, en el discurso inaugural, el director general de RSC del Ministerio de Trabajo e Inmigración, Juan José Barrera, ha enumerado los avances registrados en España en materia de responsabilidad social, en alusión a algunas de las propuestas formuladas por el Consejo Estatal de Responsabilidad Social Empresarial (CERSE) destacando, entre otras, la obligación de las sociedades anónimas de más de 1.000 trabajadores de facilitar un informe anual a este organismo para determinar el grado de implantación de la RSE en las grandes compañías.

A nivel europeo, Barrera ha subrayado la importancia de la comunicación que está preparando la Unión Europea sobre esta materia en la que se apuesta por la RSE como "eje importante" del sistema productivo y su papel en la Estrategia 2020, entre otros aspectos. "Estas recomendaciones pueden vincular a otros países", ha asegurado.

En cualquier caso, ha señalado que la RSC es "voluntaria y está por encima de cumplimientos legales" aunque ha apostado por "ir más allá". "La RSC tiene que nacer del diálogo de los diferentes actores", ha insistido Barrera, que también ha destacado el papel de los poderes públicos en la promoción de la materia, en referencia a la inclusión de claúsulas sociales y medioambientales en los contratos a los proveedores, entre otros aspectos.

Cargando...