Pasajeros describen momento del impacto como "una explosion"

Buenos Aires, 22 de febrero (Télam).- Pasajeros que viajaban en el tren de la línea Sarmiento que chocó contra un paragolpe de contención en la estación Once y dejó un saldo de 49 muertos y unos 600 heridos, describieron el momento del impacto como "una explosión".

“Se sintió una explosión terrible, yo me encontraba en el medio del furgón y toda la gente se me vino encima”, señaló Teresa quien se había subido a la formación en Ciudadela.

Y añadió que “en Floresta el tren se pasó de la parte donde están los andenes y tuvo que retroceder”.

Lo mismo comentó Elizabeth, quien describió que inmediatamente después de sentir "como una explosión se rompieron los vidrios y comenzaron los gritos".

“Yo subí en Floresta, me di cuenta de que el tren había tenido que retroceder pero no me importó, uno no se imagina que pueden pasar estas cosas”, declaró.

Otro pasajero que también ascendió en Floresta, Cristian, observó que “el tren se tuvo que volver hacia atrás para que podamos subir desde el andén”.

“Cuando estábamos llegando a Once, me di cuenta de que no estaba frenando e inmediatamente sentí una explosión. Todos nos caímos arriba de otros. Yo me fracturé pero todos los que viajaban se golpearon en algún lado”.

Paulina no notó nada extraño en el andar del tren: “frenó perfecto en todas las estaciones, hasta que cuando llegó a Once no frenó”.

La mujer, que se lastimó la pierna derecha, comentó que iba en el quinto vagón y que “de repente se sintió una explosión y todos se me cayeron encima”.

Por su parte, Oscar tampoco notó anomalías en el funcionamiento. Él viajaba junto a su padre y se bajó en la estación Haedo pero su papá continuó en el tren.

“Ni bien me enteré del accidente comencé a recorrer hospitales pero todavía no pude encontrar a mi papá, se llama Oscar Daniel González”, relató con desesperación en la puerta del Ramos Mejía.

El joven no es el único que busca un ser querido, a medida que transcurrían las horas, familiares de personas que viajaban en el tren fueron circulando por los diferentes centros de salud y por Once en busca datos.

La madre de Lucas Menguini Rey también estuvo frente al Ramos Mejía buscando a su hijo de 20 años, pero hasta pasado el mediodía no se encontraba en el listado oficial de los atendidos en hospitales.

Lo mismo sucedía con Jonathan Maximiliano Baez, Federico Luna, Alberto David García, Ana Teresa Florentin y Tatiana Pontiroli, cuyo paradero se desconocía hasta primeras horas de la tarde. (Télam).

nat-cdc-dcj 22/02/2012 17:00

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK