Estimulan la "Pasión por la lectura" con el uso de códigos QR

Rogelio Galindo, alumno del Tec de Monterrey, Campus Puebla, desarrolló un proyecto de difusión de la lectura a partir de la creación de carteles que incluyen imágenes fotográficas, el título de un libro y frases del mismo para atraer la atención de los universitarios, y como elemento innovador incluyó los Códigos QR, que son sistemas para almacenar información y actúan como un código de barras bidimensional.

Galindo, que cursa la carrera de de Licenciado en Comunicación y Medios Digitales (LCDMD) explica que así con sólo fotografiar desde cualquier dispositivo móvil la superficie de 5 x 5 centímetros que puede medir un código QR (siglas que se derivan de las palabras inglesas Quick Response) será suficiente para que un usuario acceda de forma inmediata al catálogo de una biblioteca, realice el apartado de un libro, conozca su ubicación física e incluso lo lea en línea desde cualquier lugar.

Luis David Cabrera Fraire, Director del Departamento de Estudios Humanísticos y Formación Ética, comentó que el trabajo fue realizado como proyecto final de la clase de Semiótica que imparte la catedrática Laura Flores y Tenorio; sin embargo, por la inclusión de las nuevas tecnologías y el uso común de las mismas por parte de los universitarios será apoyado para promover la lectura al interior del Campus Puebla.

Para el académico este proyecto es ejemplo de que "la tecnología también crea un vínculo antes impensable e irreconciliable con las humanidades y la lectura". Por esta razón manifestó que podrá ser replicado por cualquier campus del Tec de Monterrey, universidad o institución de educación media o media superior interesada.

Pasión por la lectura

La intención de realizar un proyecto de difusión de la lectura al interior de una clase posee un fundamento todavía más amplio, ya que el Tec de Monterrey ha desarrollado el Programa "Pasión por la lectura", el cual no sólo busca fomentar el gusto por la lectura, sino consolidarse como un medio de alfabetización literaria con el que se distinga a cada egresado y que le facilite proponer y actuar por el bienestar social que requiere el país.

Y es que la situación de la lectura en México exige por parte de las instituciones educativas acciones concretas. En promedio "sólo leemos 2.5 libros al año, lo que contrasta con países como Francia, donde se consumen 12 libros anuales. De hecho en Latinoamérica tampoco somos el país donde más libros se leen, pues no ganan y por mucho Colombia y Chile, donde el hábito de la lectura lo llevan en las venas", así lo reveló Luis Zúñiga Fregoso, Director de Desarrollo de la Rectoría de la Zona Sur del Tec de Monterrey.

Por esta razón, el Tec de Monterrey realizó la Encuesta Nacional de Participación Estudiantil 2010, la cual buscó conocer qué tanto leen los alumnos en lo relacionado a los libros de texto recomendados por profesores y libros relacionados con la profesión pero que no son obligatorios o marcados en el plan de estudios. Los resultados reflejaron que el 13 por ciento de los alumnos de primero y último semestre no leyó ningún libro que no estuviera relacionado a sus clases. Y el 53.4 por ciento de estos alumnos leyó entre uno y cuatro libros al año.

Para contribuir, el Tec de Monterrey ha conformado un programa de acercamiento a la lectura, que ha tenido como primera acción la creación de la página www.itesm.mx/ele, que contiene fragmentos de libros, comentarios, recomendaciones, cursos. Además se ha realizado una consulta nacional entre profesores de los 33 Campus para definir listados de libros que incluyan tanto los libros de texto o asociados a las materias así como uno a nivel general.

Por su parte Cecilia Flores, directora de la Biblioteca del Campus Puebla, explicó que para apoyar los programas de difusión de la lectura se ha incluido el uso de nuevas plataformas que vayan en el mismo canal de los alumnos y que exista mayor accesibilidad.

Un ejemplo es la existencia de la biblioteca digital que incluye más de 15 mil recursos entre libros, revistas de investigación y material audiovisual. Además del uso de nuevos dispositivos, para que los alumnos puedan descargar los libros y leerlos sin necesidad de acudir en forma presencial, lo que ha permitido un aumento a una lectura semestral de 7.3 libros en promedio.

AGENCIA INFORMATIVA DEL TECNOLÓGICO DE MONTERREY (agenciainformativa@servicios.itesm.mx)

&TEC&

redac

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK