Las libélulas tienen atención selectiva, como los humanos

El Dr. Wiederman, autor del estudio. Crédito de la imagen: David O'Carroll, University of Adelaide.Los primates superiores contamos con una serie de capacidades que han permitido que tengamos el éxito evolutivo con el que contamos. Una de ellas es la atención selectiva, que nos permite centrarnos en una única tarea anulando el resto de estímulos. Esta característica es única de los primates superiores. O eso se pensaba hasta la publicación de un artículo reciente.

Según este trabajo, las libélulas también presentan atención selectiva. Con este término nos referimos a la capacidad que tiene un animal de centrar toda su atención cognitiva en una única tarea.

Esto no significa que el resto de estímulos del medio no sean procesados por el cerebro. Lo que se consigue es impedir que resten recursos cognitivos, que distraigan de la tarea principal.

Este descubrimiento es interesante por varias cosas. En primer lugar, por la manera en que ha tenido lugar. Los autores de este trabajo no estaban investigando directamente esta capacidad. Sus estudios estaban diseñados para determinar de qué manera funciona el sentido de la visión en las libélulas, uno de los grupos más primitivos de insectos alados.

Durante sus experimentos, detectaron una serie de conexiones nerviosas que no esperaban. Al estudiarlas con profundidad se dieron cuenta de lo que ocurría. El cerebro de estos animales tenía una vía especial que daba preferencia a cierta información frente al resto. En concreto se trataba de información visual sobre las presas que trataban de cazar.

Las libélulas son animales depredadores, que se alimentan de otros insectos. La mayoría de sus presas también tienen la capacidad de volar, y la caza tiene lugar en vuelo. Al alimentarse de esta manera han necesitado desarrollar destrezas especiales. Y una de ellas es la de la atención selectiva.

El segundo factor de interés es el grupo biológico en el que se ha descubierto. Los odonatos, el grupo al que pertenecen las libélulas, llevan existiendo desde hace 325 millones de años. Se trata, por lo tanto, de un grupo muy antiguo.

En términos biológicos se habla de organismos basales, que se encuentran entre los primeros de su tipo en evolucionar y suelen tener características muy primitivas. Y sin embargo, han podido desarrollar una característica que no se conoce, de momento, más que en ellos y primates.

El último factor son las explicaciones y oportunidades que ofrece. Hasta ahora no se conoce con exactitud el mecanismo que hace funcionar la atención selectiva. Al haberse detectado en libélulas, se tiene otro animal sobre el que estudiar la forma en que esto se lleva a cabo. Estos estudios pueden ser de mucha utilidad para mejorar las capacidades de personas con déficit de atención.

En cuanto a las oportunidades, abre un nuevo campo en cibernética. Cuando se consiga describir el mecanismo, se puede emplear para construir robots con dicha capacidad. Las aplicaciones que tendrían en ingeniería, tanto civil como militar, y en medicina resultan muy interesantes.

Fuente: Yahoo! España
Las libélulas tienen atención selectiva, como los humanos

Cargando...