Blog de Noticias

El 'hombre embarazado' se separa de su mujer

Thomas Beatie, durante su embarazoThomas Beatie, durante su embarazoUno de los sueños de Thomas Beatie era formar una pareja normal y corriente, como el resto del mundo. Y lo consiguió. Beatie nació mujer en Hawai en 1974, empezó la transformación en el hombre que sentía que era en su interior a partir de 2002 y en 2007 se hizo famoso por quedarse embarazado cuando ya era prácticamente de sexo masculino. Ahora, ha revelado que se ha separado de la mujer con la que comparte su vida desde hace nueve años.

Como este hombre de 38 años ha dicho en un programa de televisión estadounidense: "Todos los matrimonios pasan por malas rachas y estamos en uno de ellos en este momentos". Si el matrimonio es un pilar importante en toda vida, en el caso de Beatie lo era todavía más. Desde pequeño había tenido problemas de aceptación, empezando por su padre, que al ver cuán masculina era su hija la inscribió en varios concursos de belleza cuando era una niña para "feminizarla más".

Para cuando se casó con su mujer en 2003, Beatie ya llevaba años tomando hormonas para obtener una voz más grave, pelo facial y para alterar sus órganos sexuales. Había pasado también por una operación que había iniciado su cambio de sexo, pero, ya que a su mujer le habían retirado el útero, decidió quedarse con el suyo para poder tener hijos. El sueño se hizo realidad en 2007, cuando Beatie alcanzó fama mundial tras aparecer en una foto, muy embarazado y con barba.

Thomas Beatie, con su hijo (Christopher Hunt/Getty)Thomas Beatie, con su hijo (Christopher Hunt/Getty)Pero esa foto era el comienzo de un matrimonio lleno de problemas por su decisión de normalizar la paternidad entre transexuales: Beatie y su mujer se hicieron famosos y tuvieron que pagar el precio de estar bajo el escrutinio público todos los días. "Ha sido duro", ha confesado. "Hemos tenido amenazas de muerte, locuras. Me han llamado monstruo. Ahora con el correo electrónico, YouTube, Facebook y todo eso es difícil no verlo. Algunas son raras, como la gente que ha ido a fiestas de Halloween vestido de mí, el hombre embarazado.  Y otras son escalofriantes: un hombre ha hecho vídeos fingiendo haber secuestrado a mi hija. Tiene una muñeca a la que llama Susan y la golpea una y otra vez. Es enfermizo. El FBI lleva ya un tiempo protegiéndonos. El mundo está lleno de locos y tenemos que andar protegidos".

Y luego estaba la vida privada. La pareja tuvo otros dos hijos con bastante celeridad (Beatie no podía permitirse pasar mucho tiempo sin tomar testosterona: él solo tenía ocho ciclos menstruales en lugar de 12 y solo unos pocos eran servibles), y eso solo incrementó el interés por conocer la logística de su día a día.

Por ejemplo: ¿cómo hacen el amor? "Hay problemas físicos, claro", explica Beatie. "Pero el mayor problema es que tenemos tres niños pequeños y lo difícil es tener la cama para nosotros solos".

También han tenido problemas de dinero. Thomas ganó algo con su repentina fama, pero perdió más después de que su negocio de impresión de camisetas tuviera que ser cerrado "para evitar que entraran los locos. Gasté miles de dólares en convertirme en hombre, y muchos más en quedarme embarazado. Tuve que contratar a un abogado solo para figurar como padre en el certificado de nacimiento de mi hija. Legalmente ha sido una pesadilla. Las autoridades querían ponernos a mi mujer y a mí como madre y madre, como si fuéramos una pareja del mismo sexo y yo no pensaba aceptarlo".

En marzo, Thomas tuvo que declararse en bancarrota y confesó que estaba buscando trabajo para que su familia dejara de vivir de la beneficencia y pagar su hipoteca de 5.000 dólares (3.800 euros) al mes.

Fuente: Yahoo! US

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK