A la baja número de sacerdotes católicos, reconoce obispo

Mientras que en la época de la colonia México tenía un sacerdote por cada mil habitantes, actualmente la cifra es de uno por cada 7 mil 500 católicos, reveló el Obispo de la Diócesis de Aguascalientes José María de la Torre Rabago.Explicó que no obstante de que el estado se encuentra por arriba de la media nacional en cuanto a número de sacerdotes per cápita, y que su presbiterio está compuesto por mayoría de jóvenes, nunca será suficiente para dar atención espiritual a miles de católicos que hay en el estado."México requiere sacerdotes más santos, mejor preparados, y mucho más virtuosos", señaló al anunciar la colecta anual para mantener al seminario que alberga a 211 estudiantes.Dijo que la práctica del sacerdocio va a la baja porque ahora las familias son más pequeñas, y por que los padres de familia les inculcan a sus hijos ser médicos, licenciados, psicólogos, todo menos ser sacerdotes y ofrecer su vida a Dios."Que no se les olvide que los sacerdotes también curamos, cuando perdonamos los pecados", señaló.Hizo un llamado a las familias a no ser indiferentes con este problema, aunque aclaró que Aguascalientes está privilegiado, ya que hay poblados donde ni siquiera cuentan con seminario por lo que tienen que mandar a sus estudiantes a otras partes del país."Sin seminaristas, no hay sacerdotes, sin sacerdotes no hay confesiones, sin confesiones nadie comulga y por tanto somos pecadores", estableció.Al concluir, dijo que el problema es tan delicado que incluso les acaban de ofrecer 6 becas para ir a estudiar un postgrado a España y que tal vez no logren cubrirlas todas porque los padres o están muertos, enfermos o bien ya tienen asignada una parroquia, misma que no van a dejar de atender por irse a estudiar al extranjero.

NTX/AGJ/AJV/GVG

Cargando...