Ataque con moto-bomba deja 6 muertos, 71 heridos en Colombia

MÁS DESTACADO EN AMÉRICA LATINA

BOGOTA (AP) — Un atentado con explosivos mató el miércoles a seis personas y provocó heridas a 71 en un puerto sobre el Pacífico colombiano, se informó oficialmente.

El atentado, al parecer realizado con una "moto-bomba", se presentó a las 1.58 horas (1858 GMT) en el puerto de Tumaco, departamento de Nariño, 605 kilómetros al suroeste de Bogotá, dijo telefónicamente Hernando Cortés, secretario de gobierno del municipio.

El funcionario agregó al final de la jornada que las víctimas fatales eran seis: tres policías y tres civiles. Los heridos eran 71, de los cuales 35 eran policías, agregó Cortés.

Más temprano, el general Rodolfo Palomino, director de seguridad ciudadana de la Policía Nacional, responsabilizó del atentado a una columna móvil de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) porque dijo que era la que tenía presencia y actuaba en la zona.

El presidente Juan Manuel Santos condenó el ataque.

"Nuevamente, en una demostración de desespero mueren 3 civiles y 2 patrulleros por una bomba terrorista en Tumaco", dijo el mandatario en un mensaje de su cuenta de Twitter.

Medios locales mostraron edificaciones que perdieron total o parcialmente sus fachadas y varias motocicletas incendiadas a una orilla de la calle. También los cuerpos de dos mujeres tirados en la calle tras el estallido.

El general Palomino, de la Policía Nacional, dijo que el atentado fue "una expresión de cobardía, las FARC instalaron un artefacto explosivo, como (en) una moto o triciclo, diagonal a nuestras instalaciones policiales en Tumaco, en una zona de gran afluencia poblacional tanto por la hora como la ubicación geográfica".

El ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, expresó que "resulta muy contradictorio que por un lado tengan un gesto humanitario, que tampoco han concretado, frente a la eventual liberación de los soldados y policías y luego coloquen una bomba que no tiene nada de estratégico, ni de militar, porque la gran mayoría por decir la casi totalidad de las personas, o bien que fallecieron o bien que se encuentran heridas, son personas civiles, personas humildes".

Las FARC informaron en la jornada que aplazaban la liberación unilateral de seis uniformados que habían anunciado en diciembre debido a que a la militarización de la zona donde los uniformados, todos con entre 12 a 13 años de cautiverio, serían entregados.

El gobierno negó conocer la zona de la entrega y tal militarización.

Palomino informó que se ofrece una recompensa de hasta 100 millones de pesos (unos 55.000 dólares) por datos que llevan a la captura de los responsables.

El alcalde Víctor Gallo comentó que en Tumaco hacen presencia guerrilleros de las FARC, bandas criminales y narcotraficantes, pero se abstuvo de señalar a un directo responsable del ataque.

Las autoridades no han dado detalles del tipo de explosivo o la cantidad usada.

El de Tumaco fue el atentado más violento desde que el 30 de diciembre, presuntos rebeldes de las FARC atacaron un puesto policial en Orito, en el sureño departamento de Putumayo, y murieron una mujer y su hijo de ocho meses.

Previo a ese ataque en Orito, en octubre de 2011 y pocos día antes de las elecciones regionales del 30 de octubre, 20 militares murieron en dos distintos ataques, uno de ellos en Tumaco cuando una patrulla fue atacada con morteros y los otros 10 uniformados fallecieron en Tame, en el departamento de Arauca, al noreste del país.

Ambos incidentes fueron atribuidos por las autoridades a las FARC.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK